Morocho

Tras dar una última mirada a la mesa donde había estado sentado, Salvador, abandonó a toda prisa la cafetería; solo había necesitado el tiempo imprescindible para dar un precipitado mordisco a la hamburguesa, mojarlo con el último trago de su cerveza sin alcohol y para pagar la cuenta, ya de pie, mientras terminaba de limpiarse con la servilleta.

—Intentó de homicidio. Mujer apuñalada. La víctima todavía está viva. Es aquí al lado. ¡Vamos! —gritó en cuanto pisó la calle.

Julián, apoyado en el coche patrulla, solo tuvo que arrojar lejos la colilla antes de sentarse.

A pesar de las prisas, a Salvador, solo le quedó el tiempo justo para agacharse al lado de la mujer, con el oído muy cerca de su boca. La mujer todavía respiraba, pero el charco de sangre bajo ella hablaba de la proximidad de su muerte.

“Ha sido ese, el morocho, concha de su madre” le pareció escuchar mientras la mujer hacía un último esfuerzo por mirar hacia un grupo de personas cercano.

Un desagradable estertor le avisó de que la mujer acababa de morir.

Los seis hombres a los que la víctima lanzó la última mirada seguían allí, mirando impávidos la escena. Salvador se dirigió a ellos.

—¿Alguno de ustedes tiene o ha tenido alguna relación con esta mujer?

Durante algunos segundos ninguno dijo nada, solo intercambiaron algunas miradas furtivas entre ellos.

—A ver… volveré a preguntarlo y, si esta vez tampoco me responden, nos iremos todos a comisaría —Salvador hizo una medida pausa—, ¿alguien de ustedes tiene o ha tenido una relación con esta mujer?

Uno de los hombres, el de piel más oscura, levantó el brazo con timidez, lo siguió otro, y otro, hasta que todos acabaron con los brazos levantados.

A Julián se le escapó una risita.

—Nos vamos entendiendo —la voz de Salvador sonaba ahora más condescendiente—, ¿quién era su novio en la actualidad?

Uno de los hombres dio un paso al frente.

—Ahorita mismo, yo era su novio —giró la cabeza para volver a mirarlos, parecía muy nervioso—, pero todos estos también han sido, durante más o menos tiempo, novios de Estrella —dijo el hombre.

Sus intentos por impedir que, al hablar, el aire se le escapara entre las encías desdentadas, estuvieron condenados al fracaso desde el principio.

—¿Todos?

Los hombre respondieron a Salvador asintiendo con la cabeza al unísono.

—Y… ¿quién, de todos ustedes, es el morocho?

Por un momento, Salvador, pensó que la respuesta a esa pregunta le serviría en bandeja al asesino, pero nada más alejado de la realidad, lo que hizo fue añadir más incertidumbre.

—En realidad, señor, todos somos morochos. Todos tenemos el pelo o la piel oscura y precisamente ese es el significado, en nuestros países, de la palabra morocho —dijo uno de ellos.

—¿Y puede saberse de qué país son todos ustedes?

Todos se giraron para mirar a Julián que, hasta ese momento, había permanecido callado, apoyado en una pared, oculto por la penumbra que le ofrecía el viejo toldo de una tienda.

—Oh… querrá decir países, señor —fue señalando, uno a uno, a todos los hombres del grupo—. Estos dos son de Paraguay, este pelón y este desdentado son peruanos, y este boludo y yo mismo somos argentinos —explicó el más alto de todos ellos.

—Y la mujer, ¿de dónde era?

—De Nicaragua —dijo el novio actual.

Ya no tuvo que dudar más, Julián, dio un paso hacia los hombres para esposar al novio peruano desdentado, que tardó muy poco tiempo en desmoronarse y allí mismo, de rodillas, cantó su culpa mejor de lo que habría hecho un tenor.

Salvador miraba sorprendido a su compañero.

—Pero cómo…

—Ha sido fácil, Salvador —interrumpió Julián mostrando su móvil—, solo he tenido que abrir la página del diccionario de la RAE por la palabra morocho —hizo una pausa para encender un cigarrillo—. En muchos países de Sudamérica, morocho significa de pelo o de tez morenos; solo en Nicaragua significa desdentado—una calada iluminó su rostro—. ¿Has visto los pocos dientes que le quedaban?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s